Bases y objetivos del Ateneo

Los acuerdos generales adoptados en relación al funcionamiento del Ateneo no son ni un código penal ni un reglamento militar, sino una guía para el correcto y fluido desarrollo del trabajo del Ateneo que todxs sus integrantes han de tener siempre presente. Estos acuerdos pueden ser modificados en cualquier momento si así se decide por consenso en la asamblea del Ateneo Libertario.

 

DEFINICIÓN DEL ATENEO

El Ateneo Libertario de Zafra es un punto de encuentro de anarquistas que tiene el objetivo de difundir el ideal libertario a todos los niveles por medio de actividades, talleres, charlas, libros, propaganda… Es un lugar donde nutrirse colectivamente de la cultura anarquista y autoconstruirnos como individuxs autónomxs y libres por medio de la participación de todos los miembros del Ateneo en las diferentes actividades. Por ello, la función del Ateneo se realiza colectivamente a través del apoyo mutuo y la solidaridad.

 

OBJETIVOS

Los objetivos del Ateneo Libertario pueden dividirse en tres grandes bloques que pueden servir de orientación de la línea de las actividades que pretendemos que se desarrollen en él. Así, los objetivos del Ateneo son: la difusión de las ideas anarquistas; generar y aumentar la autoorganización y la acción directa en los conflictos sociales, y el desarrollo de proyectos pedagógicos libertarios.

La difusión de las ideas anarquistas se llevará a cabo por medio de charlas, coloquios, debates, proyección de vídeos y lectura de libros, talleres…; de igual manera, creemos importante la colaboración del movimiento anarquista en las luchas sociales que se desarrollan a nuestro alrededor, por lo cual el Ateneo ha de servir de instrumento a dichas reivindicaciones para radicalizar el conflicto social. El Ateneo ha de servir, igualmente, de apoyo para los distintos proyectos de lucha que lxs anarquistas emprenden, como el anarcosindicalismo, el apoyo a lxs presxs anarquistas y la lucha contra las cárceles, el anarcofeminismo, etc.

Por último, los ateneos libertarios siempre han resaltado por la labor pedagógica y de culturización del/de la individux que han realizado, por lo que desde este ateneo se procurará incentivar el surgimiento de proyectos de aprendizaje colectivo, bibliotecas, enseñanza libertaria y otra serie de iniciativas educativas alejadas de los valores autoritarios y competitivos, esto es, el aprendizaje libre y la pedagogía libertaria.

 

BASES

De la toma de decisiones

El Ateneo Libertario, como espacio anarquista, funciona bajo los principios de igualdad y horizontalidad. El órgano de decisión de éste es la asamblea, donde se toman decisiones en común y a la que toda persona participante en el Ateneo puede llevar propuestas. Las decisiones emanan principalmente del consenso, es decir, a través del debate se llega a acuerdos que reflejan la voluntad común de todxs lxs presentes. De esta manera, se elimina el voto siempre que sea posible, pues éste suele generar divisiones que establecen minorías y mayorías que imponen su voluntad la una sobre la otra. No obstante, entendemos que no es posible llegar al consenso en todos los casos, por lo que creemos que, si tras reiterados intentos no ha sido posible alcanzarlo, debe recurrise al voto directo.

Los acuerdos son vinculantes, es decir, todxs lxs participantes del Ateneo aceptan lo acordado, partiendo del principio de igualdad.

De la participación en el Ateneo

Podrá participar en el Ateneo cualquier persona sin distinción de edad, sexo o color de piel. Para entrar a formar parte como miembro activo y participante del Ateneo, un miembro del mismo debe presentar el aval del/de la interesadx a la asamblea y, tras aceptar el funcionamiento del Ateneo y ser aceptadx su ingreso al mismo, pasará a ser miembro de pleno derecho al igual que el resto de sus compañerxs. No podrán participar en el Ateneo miembros de organizaciones subvencionadas por el Estado o autoritarias (partidos políticos, grupos religiosos, etc.), así como miembros de sindicatos burócratas (esto es, que participen en comités de empresa y en las elecciones sindicales) o de cuerpos represivos del Estado. Esto no implica que no puedan acudir a las actividades culturales organizadas por el Ateneo Libertario; lo que no pueden hacer es formar parte del mismo y pasar a ser un miembro más de tal.

De los proyectos adheridos

El Ateneo aspira a ser un local de referencia para distintos proyectos anarquistas. De este modo, asambleas, grupos, colectivos o distintas fórmulas de organización anarquista pueden formar parte del propio Ateneo como colectivo adherido. Para formar parte como proyecto adherido, deberá existir afinidad entre la asamblea del Ateneo, el resto de proyectos adheridos y el colectivo interesado en formar parte del Ateneo. Una vez pasado este trámite, el proyecto adherido en cuestión podrá gozar plenamente del espacio del Ateneo y organizar actividades en él en la medida de las posibilidades del mismo.

El Ateneo no es un centro de ocio alternativo

El Ateneo es un lugar de formación, difusión, confraternización, trabajo y lucha contra el Estado y el Capital. Queremos evitar que el Ateneo se convierta en un sitio al que la gente acuda como si de una sala de fiestas o algo similar se tratase. Actos culturales como conciertos u organización de cenas y cafetas para recaudar dinero para proyectos libertarios, gastos represivos o el propio Ateneo se realizarán, pero esto no debe convertirse en la principal actividad del Ateneo. Queremos dejar claro que aquí no se viene a rellenar el espacio muerto entre el trabajo, el bar y la televisión. Aquí se viene a luchar.

Huelga decir que las actividades recaudatorias que se realicen en el Ateneo ha de estar siempre orientadas a la autogestión y nunca al beneficio personal, y que éstas no han de contar con una mayor presencia que el resto de actividades culturales.

El Ateneo como espacio libre de drogas

Creemos que existen infinitud de lugares para consumir drogas o estupefacientes que no sean el Ateneo Libertario de Zafra, por lo que hemos visto conveniente formular nuestro espacio como un lugar en el que no se consuma ningún tipo de droga, tanto por el efecto que esto puede traer a la persona que lo haga como a las que estén a su alrededor, facilitando, así, el desarrollo normal de todas las actividades que se lleven a cabo en el espacio. Por ende y de igual forma, quedan excluidas del Ateneo aquellas personas que entren al mismo claramente alteradas por los efectos de éstas (alcohol, porros, etc.).

El Ateneo y la no utilización de animales

Aunque no exista consenso entre los miembros del Ateneo en cuanto a la lucha por la liberación animal, el antiespecismo y el veganismo en general, hemos creído conveniente excluir de nuestro espacio el consumo de alimentos obtenidos por medio de la explotación animal. No entendemos las posiciones cerradas de querer comer carne a todas horas. Por que un día no se consuman animales y se sirva una comida puramente vegetal nadie se va a morir. Así hacemos la estancia más amena para todas y todos y propiciamos un ambiente de respeto con todos los animales.

El Ateneo y el respeto mutuo

Creemos que el respeto entre los miembros del Ateneo es un pilar fundamental para el normal desarrollo de todas las actividades que llevemos a cabo en él o desde él, por lo que, evidentemente, no se tolerarán las agresiones físicas ni verbales entre miembros de éste. Al hacerlo, los miembros que hayan estado involucrados en el conflicto en cuestión deberán llegar a un acuerdo de conciliación que solvente el problema so pena de poder ser expulsadxs por decisión del resto de la asamblea.

El Ateneo y romper con las dinámicas del gueto

No deseamos que el hecho mismo de constituir nuestro Ateneo sea un fin en sí mismo y, por ello, caigamos en la desmovilización y en la tendencia a rebajar el discurso. Por ende, rechazamos la idea de liberar espacios como objetivo último, considerando que tal hecho no es más que un medio para impulsar la presencia de las ideas y prácticas anarquistas en los barrios, pueblos, escuelas, facultades y centros de trabajo. Partimos de la base de que el anarquismo no es una actitud personal en la cual encerrarnos de manera bohemia buscando satisfacer nuestros propios egos; es una herramienta de los oprimidos y oprimidas para superar el actual orden autoritario.

¡Viva la anarquía!

Asamblea del Ateneo Libertario de Zafra

 

*Nuestras bases y objetivos tienen su fundamento en los de lxs compañerxs del Ateneo Libertario de Carabanchel, los cuales utilizamos como guía para los nuestros al parecernos que iban en la línea de lo que nosotrxs queríamos. Por ello, les damos las gracias.

Anuncios